El viejo almacén

aizea

No, no me haré rico con ésto … pero lo echaba de menos.

¡¡Sorprendente!! La mayor afluencia de tráfico a este rincón oscuro y humilde de la “blogosfera” se produce cuando estamos cerrados, principalmente por agotamiento de las ideas y por dar espacio a que surjan otras nuevas.

Extraño.

¿Será que Internet, (y especialmente su puerta de acceso Google) se comporta como una gigantesca biblioteca que acumula y nunca borra? ¿O tal vez sea más correcto el concepto de trastero de nuestros discursos y monólogos?

¿Será que las personas reutilizamos una y otra vez las mismas ideas y retrabajamos y adaptamos lo que otros han creado?

¿O será que las ideas realmente tienen vida y compiten por la atención de nuestras mentes?

Señores, abrimos!!. Es un auténtico placer verles de nuevo!!.

2 Respuestas a “El viejo almacén

  1. Pues sí que es un placer, sí…🙂

  2. Lo conocà a bien y sabà a que Fabián nunca querrà a ser el heredero de su imperio por más que su madre se lo exigiese.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s