Internet y su talón de Aquiles

achilles_wounded.jpgEl miércoles 30 de enero del 2008 los titulares eran sorprendentes:

Cortes masivos en Internet desde Egipto hasta la India por una avería” (El Mundo 31/01/2008)

  • Tres cables rotos dejan sin Internet a India y Egipto” (El País 02/02/2008)
    “Un cable submarino de 28.000 kilómetros de longitud que unía Australia y Japón con Europa a través de la India y Oriente Próximo resultó roto (no se sabe si de forma intencionada) el miércoles, mar adentro, a unos ocho kilómetros de la ciudad egipcia de Alejandría”.
  • Un cable roto deja a Egipto e India sin internet(ABC 30/01/2008)
  • Egipto e India se quedan sin Internet (5Días 30/01/2008)
    “En menos de una hora, Egipto e India han visto como la mayoría de sus ciudadanos se quedaban sin acceso a Internet. […] El 70% del país africano y el 60% del asiático no pueden acceder a la Red por problemas en su infraestructura marina.”

Se trataba de un problema puntual en uno de los cables de comunicaciones submarinos, cuya causa está aún por determinar.  

A estas alturas todo el mundo conoce los orígenes de Internet, un proyecto de investigación de la Agencia de Investigación de Proyectos Avanzados de Defensa, una de las agencias del Departamento de Defensa de los Estados Unidos. Su principal objetivo era desarrollar una red de comunicaciones que siguiese operativa a pesar de que un ataque nuclear pudiese destruir uno o varios de sus nodos principales. Y con esta finalidad se desarrollaron las familias de protocolos de Internet (TCP/IP).

La Red que disfrutamos hoy en día poco se parece a la de sus inicios, y sin duda es una de las fuente de innovación, creación de riqueza y desarrollo económico más importantes de nuestro tiempo.

Es también una red enormemente robusta, con una gran densidad de enlaces, de modo que sería capaz de soportar miles o millones de ataques a sus nodos sin dejar de estar operativa.

worldblack.jpeg

Y sin embargo, de vez en cuando descubrimos que esta Red de redes sigue siendo vulnerable a problemas en puntos muy concretos, y es que un volumen importante del tráfico sigue fluyendo a través de grandes “hubs” que suponen menos del 1% de todos los nodos de la red. Un problema simultáneo en más del 50% de estos grandes hubs, y toda la red se podría venir a bajo como un castillo de naipes.

blackswan.jpgNassim Nicholas Taleb explica en su teoría convertida en libro  “El Cisne Negro” cómo tendemos a subestimar los riesgos de importantes catástrofes antes de que ocurran, para sobrevalorarlos en exceso justo después de que se hayan producido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s