¿Empleados medios o mediocres?

¿Os podéis imaginar a un político que se presente candidato a presidente de un país democrático y que decidiese ignorar a las clases medias y centrarse únicamente en las clases dirigentes de un país?.

¿Os imagináis a un entrenador de fútbol que focalizase sus entrenamientos en las estrellas del equipo, o únicamente en los delanteros? …

thomasjdelong.jpegY sin embargo, de acuerdo a Thomas J. DeLong, del análisis de las agendas de los altos directivos se deduce que dedican el 90% de su tiempo a sus empleados estrella, (los “high performers”).

Thomas J. DeLong es profesor de Práctica de Dirección del Área de Comportamiento Organizativo de Harvard Business School. En su artículo de Junio del 2003 “Let’s Hear It for B Players“, habla de esta paradoja empresarial.

Todas las organizaciones tienden a clasificar de formas más o menos explícitas a sus empleados. Sin embargo, los empleados estrella representan únicamente un 15% del total, mientras que los llamados empleados medios representan cifras de entre el 60% al 80% de todo el capital humano.

Seguramente, muchos de los empleados estrella acumulen la mayor parte de la responsabilidad en la toma de decisiones de la organización, (una  de esas relaciones de Pareto 20/80). ¿Pero podemos asumir que el otro 60% a 80% de los empleados está compuesto únicamente por una masa uniforme poco motivada o mediocre en el desempeño de su actividad?

Es precisamente este grupo de empleados el que supone el principal peso de capital humano de nuestras organizaciones. 

¿Pueden ser motivados de algún modo? ¿Son capaces de llevar a cabo tareas de valor para la compañía con altos niveles de calidad y responsabilidad?,¿ Están interesados en seguir los caminos corporativos únicos de desarrollo de carrera compitiendo entre ellos por la promoción? ¿Cuáles son sus verdaderas aspiraciones y su verdadero valor?

¿La Excelencia podría depender de lograr alinear a todo el Long Tail de una organización hacia la consecución de objetivos comunes?

Podéis escuchar un “podcast” con una entrevista de 15 minutos a Thomas J. DeLong al respecto de este artículo, en la última edición del espacio HBR IdeaCast. (Interesante para todos aquellos que usan el Ipod o la PDA para mantenerse al día con su inglés).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s