Un universo de galácticos

ronaldinho.jpgQue un equipo compuesto por grandes profesionales y gran talento es difícil de gestionar y coordinar, especialmente tras haber logrado el éxito, es algo que hemos aprendido de la etapa Zidanes y Pavones del Real Madrid, y más recientemente de los problemas que atraviesa Ronaldinho para integrarse en el equipo del F.C. Barcelona.

competing.gifEn el libro de 1998 “Competing on the Edge (Strategy as structured Chaos)“, Shona L. Brown, (por aquel entonces consultora de McKinsey que acababa de terminar su doctorado en Stanford), nos hablaba de los problemas de una compañía de software con el pseudónimo de Galaxy.  Extraigo en traducción libre un extracto de la descripción de los problemas de esta compañía.

“Galaxy (un pseudónimo) está poblada de veinteañeros y treintañeros inteligentes, al día, y que fueron seleccionados por su cerebro y su actitud. Una vuelta por Galaxy y te verás sorprendido por la atmósfera casi universitaria. […] Trabajar hasta muy tarde y planificaciones imposibles son la norma para crear algunas de las aplicaciones más interesantes del mercado. No sólo se anima a trabajar el fin de semana, sino que se nos dijo, que Galaxy trata de contratar únicamente personas que elegirían trabajar en fin de semana.

[…] Como uno de los directores describía “Contratamos a personas con un tremendo talento y dedicamos todo el tiempo necesario para contratarles, y una vez contratados, les dedicamos de nuevo el tiempo necesario para que conozcan nuestras expectativas”. 

Una vez contratados, la filosofía en “Galaxy” es dejar que la gente “haga lo suyo”. Es una estrategia deliberada de no dirección. Incluso los empleados recién contratados tienen una enorme libertad. La creencia es que si la gente es lo suficientemente buena para estar en Galaxy, se las arreglarán para saber cómo salir adelante y hacer que las cosas funcionen.

[…]Sin embargo existe poca colaboración entre diferentes productos y áreas de negocio.

[…] El sistema de Galaxy de promocionar productos “hit” y desarrolladores “estrella” tiene ventajas significativas. La gente está concentrada, muy ocupada, dedicados, e incluso obsesionados en conseguir que su software funcione. Los directores dan a su gente la libertad para gestionar su trabajo. El resultado es que la gente está altamente motivada.

Pero la colaboración entre distintos negocios quedaba relegada a un segundo plano. La colaboración se deja a la enorme, red informal en la que alguien conoce a alguien que conoce a alguien… Como un director describía el sistema, “Gran parte es informal o personal. Conoces a alguien en otro proyecto al que ves ocasionalmente y así es como averiguas lo que están haciendo”.

[…] Todo el mundo quería ser una estrella. Galaxy contrató intencionadamente a este tipo de personas- altamente competitivas y orientadas a resultados. […]

Como uno de los directores nos explicó, “No existe una forma de reconocer las contribuciones, en el sentido que si aporto algo al fondo común obtenga algo por ello”.[…] Los directores que ayudaron a otros fueron penalizados.

Tan poca colaboración llevó a un predominio del efecto en Galaxy de reinventar constantemente la rueda. […] “oyes constantemente sobre tres personas distintas haciendo lo mismo por separado”.

El resultado fue una desaceleración de los tiempos de desarrollo de producto y mayores costes que dañaron particularmente la competitividad de Galaxy, en sus mercados de rápida evolución.

Tan escasa colaboración creaba también conjuntos de productos que no se integraban demasiado bien juntos. […] Más sutilmente, una menor colaboración conducía a la pérdida de oportunidades para obtener nuevos ingresos.

Un ejecutivo se quejaba, “cada equipo de producto actúa por su cuenta. Lo que sucede es que tenemos esta gran oportunidad, y si pudiésemos conseguir actuar conjuntamente podríamos tomar el mercado por sorpresa. Al contrario que cada equipo de producto decidiendo en qué negocios y qué tecnologías estar presentes.”

[…] Resumiendo, Galaxy estaba en una situación financiera buena y tenía una gran gente. Pero la firma estaba viviendo de un conjunto de productos con un éxito inusual en otra parte de la corporación, mientras que el resto de las unidades de negocio tenían resultados mucho más modestos.”

Tal vez a alguno, la historia de Galaxy le suene conocida y similar a la de alguna gran compañía de Sillicon Valley.

Para los que no, sólo decirles que Shona L. Brown es desde el 2.003 la Directora de Operaciones de Google, y a sus 40 años fue nombrada en enero del 2.006 Senior Vice President of Business Operations y miembro del equipo de dirección ejecutiva de esta compañía.

 973638384_60592fe6d8.jpg

… ¿Innovación puramente tecnológica de producto, o innovación a todos los niveles de la compañía? ¿Se puede innovar sin tener clara una visión de a dónde se quiere llegar? ¿Es la innovación simplemente una búsqueda constante de formas inteligentes y sinceras de alcanzar una visión que va más allá de lo que existe?

6 Respuestas a “Un universo de galácticos

  1. Patxi,

    Como ser analizaría este tipo de patrón conducta organizativa desde la evolución darwinista?

  2. Hola Iñaki, veo que estás ya en casa y con las pilas puestas.😉

    Gracias por tu comentario. Tienes razón, tengo pendiente continuar con la serie de Darwin. Necesitaba un descanso para reposarlo un poco pero confío que en las próximas semanas pueda compartir unas cuantas ideas con vosotros.

    Contestando a tu pregunta, la competencia que lleva a la selección natural se produce internamente entre los individuos de una misma especie, y entre las distintas especies de un mismo ecosistema. Demasiada competencia interna debilita la competencia externa, y demasiada poca también por falta de evolución de la especie. Con lo que debería lograrse un difícil equilibrio entre cooperación y competencia… ¿podríamos hablar de Cultura?

    Un saludo, Patxi

  3. Lo que a veces se olvida es que el coste personal de todo esto existe. Porque en el fondo, integrarse en un equipo así supone asumir que el individuo carece de un proyecto que no sea el proyecto de la compañía.

    Y eso conlleva unos riesgos enormes que no todo el mundo es capaz de valorar.

  4. ¿Vida propia? ¿Qué vida propia?😉

    Totalmente de acuerdo contigo Julián. De hecho mientras escribías este comentario estaba terminando de ultimar una nueva entrada que trata de reflexionar sobre la orgnización como una entidad mucho más compleja de lo que asumimos, aunque luego la política, (como la historia), la escriban los “ganadores”.

  5. Hace unas semanas con eso de la evolución y los ecosistemas estuve dando vueltas a lo de la innovación.
    Al final creo que se podían distinguir entre las culturales (Luca Cavalli Sforza da algunas claves en l a”evolución de la cultura”) y las de especie (más Darwin y Ginés Morata) que suponen un cambio no aprendido que sale de dentro.
    Creo que ambos tipos necesitan al menos de estas tres patas:
    • Energía. En forma de pasta, de alimento, de corriente o de proteinas y azúcares.
    • Un catalizador/innovador que puede ser uno de los “zumbaos” de Galaxy o una enzima sobre un gen o un diseñador o qué se yo… es el agente que toma energía y algo de “duende” y genera una innovación potencial
    • Un seleccionador que debería/podría orientar ligeramente la innovación/mutación y sería capaz dentro de un contexto determinado (entorno sector, individuo o ecosistema) y con unas necesidades determinadas de seleccionar una o un conjunto o una secuencia sobre la que dedicar una inversión de un nivel más comprometido.

    Quizá los de Galaxy tienen las dos primeras en exceso.
    Si os fijáis se parece a cómo se maneja la pasta en fondos de inversión con riesgo como la energía es finita y necesitamos una innovación se analizan varias opciones para apostar fuerte solo por algunas.

    Sobre la forma de producir innovación de los de Galaxy creo que se equivocan, es más de gallina en corral con luz 24h. Yo soy más partidario de entornos de generación de innovación diversos relacionados con el arte y con las personas (museos, libros, blogs (diálogo)…

  6. Prometo darle una vuelta y tratar de dar una respuesta a todo lo que propones … pero aviso que no será fácil y seguro que te pido ayuda.

    Un abrazo, Patxi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s