Miradas con ojos cerrados

A Oscar le recuerdo en el colegio como un niño activo, inteligente y casi siempre con una sonrisa. Brillante en los estudios, podía haber elegido la carrera que hubiese querido y decidió estudiar Periodismo.

Como muchos de nosotros, llegó a Madrid seguramente en busca del mundo y tal vez de él mismo. Y como a muchos de nosotros, la ciudad pareció engullírselo con sus ritmos, sus números, sus pesadas digestiones, sus colores uniformes y su impersonal mirada. Alguna vez nos encontramos brevemente pero las distancias de los caminos transitados son enormes. 

Oscar pareció entender antes que nadie que el mundo no está afuera sino dentro. Hace ya unos años que volvió a Pamplona persiguiendo proyectos nuevos.

En esta vieja ciudad, donde parece que el tiempo transcurre despacio y ordenado, sin sobresaltos, donde lo nuevo es una reforma de lo viejo, y donde apenas hay sitio para miradas distintas, es realmente liberador encontrarse con la exposición de imágenes de este Oskar Alegría Suescun.

Se trata de una mirada de cuatro ciudades, desnudadas a la luz de cuatro motivos, cuatro almas distintas en series de cuatro. Son poemas visuales, simples, sencillos, íntimos, hermosos, reveladores…
es-sol-naciente.jpg

Os recomiendo pasear por su exposición virtual, y si alguna vez oís su nombre en un periódico, magazine o programa de televisión, tomaros un tiempo, seguro que este tímido brillante y locuaz os estará acercando el mundo en una palabra, una imagen, un sonido.   

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s