Darwinismo Ecomómico (IX)- La Diversidad fuente de Evolución 1

El 24 de Noviembre de 1859, Darwin publicaba su libro ” El origen de las especies mediante la selección natural o la conservación de las razas favorecidas en la lucha por la vida“. De inmediato fue un éxito, y los 1.250 ejemplares se agotaron en el primer día de salir a la venta. La segunda edición de 3.000 ejemplares se publicó tan sólo dos meses tan tarde, y llegaron a ser seis las ediciones que realizó Darwin en vida.

young_huxley_rn.jpegUno de los primeros en unirse a su causa fue Thomas Henry Huxley, uno de los grandes reformadores de las instituciones científicas británicas, que luchó contra toda teoría científica cuya respuesta estuviese basada en Dios o lo sobrenatural, e impuso la visión laica y materialista que terminaría dominando toda la Europa Occidental.  “Se ha ganado usted la eterna gratitud de todos los hombres inteligentes. Y en cuanto a la maldición de los vociferantes que no dejarán de gañir, debe usted saber que alguno de mis amigos… poseen una gran capacidad combativa que … puede serle de gran utilidad. Ya estoy afilando mis garras y mi pico, para estar preparado“. (Carta de Huxley a Darwin el 23 de Noviembre de 1859). (EVOLUCION. Edward J. Larson. Ed Debate. 2006)

Huxley, Hooker y Lyell, junto con Wallace y el norteamericano Asa Gray constituyeron los pilares de la defensa de la teoría Evolucionista de Darwin. (Darwin había ganado también esta vez la partida política).

En su explicación de la Selección Natural, Darwin hacía una analogía inteligente entre la manera en que la Naturaleza selecciona las diferentes especies más aptas para la supervivencia, con la manera en que los granjeros y terratenientes criaban y obtenían por selección artificial diferentes razas de animales y plantas cuyas variedades les eran de mayor utilidad.

Cuando Charles Darwin habla de la Selección Natural, hace referencia a la supervivencia de los individuos más aptos a partir de variaciones ventajosas mínimas, y lo completa con un proceso de selección sexual, por el que los individuos preferirían a aquellas parejas que exhibiesen los rasgos más atractivos. De este modo, los mejor dotados/adaptados tendrían mayores probabilidades de sobrevivir y de generar una gran descendencia.

En el mundo de los mercados, el mejor producto no es siempre el que triunfa. Es necesario además desarrollar una gran descendencia, algo en lo que el tamaño de la compañía, su red de distribución logística y comercial,  el área de marketing y los recursos financieros juegan un papel importante. (Afortunadamente la regla se aplica también al contrario, aunque de la importancia del tamaño hablaremos en otra entrada).

 ¿Cómo se producían estas variaciones ventajosas? ¿Cuál es el origen de la diversidad que permite la evolución de las especies a través de los procesos de selección natural?

Aquí la teoría de Darwin se volvía imprecisa. Como él mismo reconocía: “nuestra ignorancia de las leyes que rigen estas variaciones es profunda”.

Darwin suponía que las variaciones adquiridas durante la vida de un individuo,(un concepto próximo al lamarckismo),  así como las variaciones innatas producidas en el momento de la concepción,  podrían ser todas ellas hereditarias e intervenir en la evolución de los individuos y su descendencia.

Darwin consideraba además, que la evolución en sí misma generaba mayor diversidad, al producir nuevas variedades de individuos, cada uno de ellas con una mayor adaptación/especialización a cada uno de los diferentes nichos ecológicos, y que con el paso del tiempo darían origen a nuevas especies.

Darwin acababa de explicar de este modo tan simple, el origen actual de la evolución de los productos hacia una mayor personalización que consituye el Long Tail de Chris Anderson, y que en su forma básica sería una evolución de la idea de división del trabajo de Adam Smith.

La estrategia de inundar los mercados con múltiples variedades de la misma gama de productos y hacerlos competir entre ellos no nos es desconocida.

Empresas como Procter & Gamble o Henkel lo hacen con éxito. De este modo consiguen adaptarse a las necesidades de los clientes, diversifican los riesgos asociados al lanzamiento de un único producto y reducen los nichos y las oportunidades que pudiesen ser explotados por posibles competidores, actuales o futuros.

brand_crop.jpeg

No obstante, la diversidad por sí misma no es garantía de éxito.

nokia-e70-e61-60.jpegUno de los ejemplos actuales sería la reciente competencia que  está experimentando el fabricante de teléfonos móviles NOKIA con la irrupción de  entrantes de otros sectores como Apple con su iPhone y la posible entrada del comentado GooglePhone. Nokia, depende en gran medida de los operadores de Telecomunicaciones para conseguir vender sus terminales, por lo que tiene limitada su evolución hacia iphone.jpgdeterminadas mejoras que podrían ser atractivas para el cliente final, como puede ser el mundo de los servicios. Esto no ocurre con otros competidores en mercados cercanos, que pueden evolucionar (innovar) más rápidamente, y que en un momento dado pueden dar el salto al sector de Telecomunicaciones gracias a una mayor  adaptación a las necesidades del cliente y una menor dependencia de los operadores para llegar al cliente final. (¿Cuántos fabricantes están incorporando wifi abiertamente en sus terminales? ¿Por qué unos sí y otros no? ¿Están preparados los nuevos entrantes para habitar en los entornos regulados bajo el dominio de los operadores tradicionales, o terminarán irremediablemente compitiendo con ellos por los clientes finales?) Al final, como veremos, la evolución se reduce a un problema de tiempo y de números.

El otro ejemplo, lo tenemos en el fabricante de automoción estadounidense General Motors, que mantiene en el mercado múltiples marcas,(Buick, Cadillac, Chevrolet, GMC, GM Daewoo, Holden, HUMMER, Oldsmobile, Opel, Pontiac, Saab, Saturn y Vauxhall), las más grandes de las cuáles poseen sus propios modelos para los mismos segmentos de clientes y el mismo territorio. 

La irrupción del fabricante japonés Toyota en el mercado americano con una estrategia de un único modelo para cada segmento, pero altamente especializado, probablemente se haya producido por una falta de competencia real entre las marcas de GM, que se traduce en una menor evolución (innovación), y una peor orientación hacia la evolución de las necesidades reales del cliente, que es quién realmente, a través de la compra, realiza la selección natural para cada uno de los segmento o nichos de mercado. Y es que como dice la conocida máxima: el cliente siempre tiene la razón.

4 Respuestas a “Darwinismo Ecomómico (IX)- La Diversidad fuente de Evolución 1

  1. Este puede ser un buen momento para recapitular ideas.

    Un abrazo

  2. Yo creo que esto de la evolución y la saga de entradas y el estudio de sus dinámicas tiene un potencial alto para permitirnos seguir aprendiendo al generar preguntas aventurar teorías sobre de donde venimos, donde estamos y qué pasa a nuestro alrededor. Tanto a nivel especie como en los mercados y entornos empresariales y sociales en que nos movemos(Gracias por compartir Patxi!)
    Interesante el planteamiento de Nokia y su entorno.
    Le estoy dando vueltas a esto: (todos¿?) los sistemas, o alguno de los agentes que intervienen, han controlado conscientemente su evolución y la de su entorno. O bien es un movimiento inconsciente y programado que ahora comenzamos a entender y tratarmos de controlar.

  3. yo no se cual de las dos historias de la humanidad es sierta la de Adan y Eva o la de laevolución del hombre porque unos dicen que el hombre fue un simio y evoluciono en hombre y otros dicen que fue cuando DIOS creo a Adan y de una costilla salió Eva.

  4. Lorena, no voy a ser yo quien te dé la solución definitiva: primero no creo que exista, y segundo la respuesta sólo puede ser tuya.

    Lo que yo personalmente creo es que la ciencia se basa en que el hombre es consciente que no conoce los principios que rigen la Creación, y con el paso del tiempo trata de dar sucesivas respuestas a sus dudas, cada una de las cuales es mejor que la anterior. Por lo tanto afirmar que el Darwinismo es la verdad definitiva, es un planteamiento tan ortodoxo y tan prepotente, como afirmar que toda la VERDAD sobre el Creador está en un libro escrito por hombres, y que gracias a él podemos ser capaces de comprender las verdades más íntimas de la naturaleza.

    Creo que los seres humanos somos finitos, limitados y muy pequeños en comparación a la creación que nos rodea, y sólo podemos tener una actitud de de humildad frente a esa necesidad que experimentamos todos de querer comprender lo que nos rodea para darle un sentido a nuestra vida.

    Pero la realidad nos trasciende: los números, el Universo, “Dios” , siempre se nos escapa a nuestro entendimiento, y cuanto más sabemos más somos conscientes de que nos queda por saber aún más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s