Darwinismo Económico (VIII) Evolución y Selección Natural: Azar o Destino

En el pensamiento de Darwin era esencial una visión moderna del mundo influida por las ideas del utilitarismo, del individualismo, del imperialismo y del capitalismo del laissez-faire. Darwin leyó también los escritos de Adam Smith y otros economistas utilitaristas que planteaban la competición entre los individuos como la fuerza impulsora del progreso económico. […] En su imaginación seguro que Darwin estaba viendo las fuerzas del imperialismo británico triunfando en todo el globo.” EVOLUCION: LA ASOMBROSA HISTORIA DE UNA TEORIA CIENTIFICA. Edward J. Larson. Ed. DEBATE (Septiembre 2006).

En los desconocidos movimientos del engranaje de la mente humana, de manera intuitiva parecería que la selección natural era la respuesta correcta para cualquier hombre totalmente inmerso en el mundo productivo y competitivo de los primeros tiempos de la Inglaterra Victoriana”. Charles Darwin: The Power of Place. Janet Browne. Princeton University Press (September 15, 2003).

taylorimmchalfredrusselwallacem.jpgAlfred Russel Wallace (8 de Enero de 1823 – 7 de Noviembre de 1913) . Fue el octavo de una familia de 9 hijos, que nació en un pueblecito de Gales llamado Llanbadoc. Por el origen escocés de su padre, asumía ser descendiente de William Wallace (el personaje romántico protagonista de la película BraveHeart).

A los cinco años su familia se mudó al pueblo natal de su madre en Hertford (Inglaterra), donde estudió hasta los 16 años en los que dificultades económicas familiares le obligaron a abandonar los estudios.

Vivió en Londres una temporada con su hermano John, tres años mayor que él, donde conoció algunas de las teorías de reformistas sociales, para después volver a Gales para trabajar como aprendiz de topógrafo en el negocio de su hermano mayor William

En 1844 se quedó sin empleo por las dificultades económicas que atravesaba el negocio de su hermano. Encontró trabajo como profesor en Leicester, donde frecuentaba su biblioteca y en donde leyó el libro de Thomas Malthus “Ensayo sobre el principio de la población”. También fue en la biblioteca donde conoció y entabló una gran amistad con el entomólogo Henry Bates, que le enseño el arte de coleccionar insectos.

En marzo de 1845 muere su hermano William, y él y John tratan de hacerse cargo de la empresa de su hermano con poco éxito. William convence a su hermano John para crear una nueva empresa de Ingeniería Civil que tiene mayor éxito y les permite comprar una casa en la que vivir .con su madre y su hermana.

bates.jpgDurante este tiempo mantiene una correspondencia constante con Henry Bates con el que conversa sobre los últimos libros de Darwin y Lyell. En 1848 parte con Bates a recorrer y estudiar la fauna del río Amazonas. Ambos obtienen ingresos para financiar su viaje con la venta de especimenes de insectos y plantas amazónicos que envían a coleccionistas europeos. Tanto Bates como Wallace están convencidos de que podrán encontrar pruebas de la transmutación de las especies que proponía Lamarck. Recorren Brasil por separado juntándose ocasionalmente a comparar sus resultados.

Finalmente, cinco años más tarde, en 1852, Wallace decide volver a Inglaterra y en el camino su barco se incendia y pierde la práctica totalidad de su colección y la mayor parte de sus anotaciones. Wallace vivirá durante los siguientes 18 meses en Londres de la compensación del seguro por su colección y vendiendo los últimos especimenes que tenía. Durante este tiempo realiza algunas publicaciones y tiene la posibilidad de conocer personalmente a Darwin.

malay-archipielago.jpgDe 1854 a 1862 Wallace viaja de nuevo, esta vez al Archipiélago de Malasia. Allí recoge más de 125.000 ejemplares. Desde allí, Wallace envía y publica varios artículos en los que detalla sus observaciones sobre la distribución geológica y geográfica de las especies, y sobre cómo especies muy similares vienen a coincidir al mismo tiempo y en el mismo entorno.

Estos artículos contrarían a Lyell, pero no sorprenden a Darwin. Darwin, que únicamente había compartido su teoría con el botánico Joseph Dalton Hooker, decide finalmente poner al corriente a Lyell sobre su proyecto del estudio de los mecanismos de la Evolución. Aunque Lyell no coparte esta visión, apremia a Darwin a que publica lo antes posible un libro con sus teorías evolucionistas.

Darwin y Wallace mantienen una cierta correspondencia, y Darwin anima a Wallace a ir más allá, diciéndole que comparte muchos de sus puntos de vista, hablándole de la existencia de un proyecto propio, pero sin darle apenas detalles de su teoría.

La respuesta basada en la teoría de economía política de Malthus, le sobreviene a Wallace durante un acceso de fiebre debida a la malaria, en una choza de unos nativos del poblado de Dodinga, en lo que actualmente es la isla indonesia de Halmahera.

La sorpresa de Darwin es enorme cuando el 18 junio de 1858, Darwin recibe el borrador manuscrito de Wallace, con el propósito de que Darwin lo revise, y si lo estima de algún valor se lo envíe a Lyell, a quién Wallace admira pero no conoce. Darwin ve reflejada su teoría de la Selección Natural con otros términos y expresiones.

La vida de los animales es una lucha por la existencia. […] Dado que la existencia individual de cada animal depende de él mismo, aquellos que mueren deben de ser los más débiles, mientras que aquellos que prolongan su existencia no puede ser sino los más perfectos en cuanto a salud y vigor”.

En la carta que adjuntaba a Lyell junto con el manuscrito de Wallace, Darwin decía:”Lo que usted me dijo se ha cumplido, y era una gran verdad que alguien se me anticiparía. Usted me advirtió d esto cuando yo le explicaba muy resumidamente mis teorías sobre la selección natural.[…] Nunca he visto una coincidencia más asombrosa. Si Wallace hubiera tenido el borrador del manuscrito que escribí en 1842 no habría podido hacer un resumen mejor… Por lo tanto, toda mi originalidad, sea la que sea, quedará hecha pedazos”.

Lyell y Hooker reconocieron la originalidad de cada uno de los dos científicos. Darwin primaba el papel de la competición entre individuos frente a Wallace que destacaba el poder selectivo del entorno. Lyell y Hooker lo prepararon todo de modo que la Linnean Society de Londres publicase el ensayo de Wallace, pero acompañado de dos escritos anteriores en los que Darwin había esbozado su teoría de la selección antural. La lectura de los textos se realizaría por orden alfabético el 1 de Julio de 1858.

Wallace que inicialmente no estuvo al corriente de estos preparativos, terminó mostrando su satisfacción por haber sido aceptado por las altas instancias de comunidad científica británica.

Darwin tendría finalmente que publicar su teoría en un libro o arriesgarse a perder la prioridad.

alfred_russel_wallace.jpgPor su parte Wallace se convirtió en uno de los defensores de la teoría de la Evolución mediante la Selección Natural, incorporando en el proceso ideas y conceptos totalmente originales.

Siguió siendo un personaje controvertido, con una vida azarosa y tal vez un poco excéntrico para la sociedad de su época. Al contrario de Darwin, no fue enterrado en la Abadía de Westminster sino en un pueblecito de Dorset, si bien se colocó una inscripción conmemorativa cerca de la tumba de Darwin.

5 Respuestas a “Darwinismo Económico (VIII) Evolución y Selección Natural: Azar o Destino

  1. ”Lo que usted me dijo se ha cumplido, y era una gran verdad que alguien se me anticiparía. Usted me advirtió de esto cuando yo le explicaba muy resumidamente mis teorías sobre el darwinismo economico”….

    Patxi, animo… espero ansioso tu siguiente entrada

  2. Si pudieses elegir, ¿elegirías la vida de Wallace o la de Darwin? … Un abrazo !!

  3. Si pudiera elegir…. aquel que antes de morir se sintio satisfecho de haber contribuido al legado de la humanidad !!!

  4. Hola!
    Estoy comenzando a volver…
    Yo me siento más identificado con la de Wallace…ambos pudieron sentirse satisfechos pero uno recibió más laureles o reconocimiento de otros en vida. Es como el dinero, que no da la felicidad pero ayuda…si a Van Gogh le hubieran contado lo que iba a pasar con sus cuadros quizás se habría sentido más satisfecho…o no…o le daba igual….creo que depende del tipo.

    En cualquier caso me gustaría tratar de aportar algo a esta magnífica serie, algo que he leido este verano..Javier Sampedro en su libro “Reconstruyendo a Darwin” (ED: Drakontos) me ha aportado muchas respuestas/nuevas preguntas que salen de tratar de entender urbilateria y los genes hox, la evolución darviniana, la simbiosis y la evolución modular
    Llegando al final, realiza una hermosa metáfora musical que me gustaría compartir. Cito textualmente:
    “El problema era transformar una melodía dodecafónica en el concierto de Aranjuez mediante pequeños pasos, cada uno de los cuales debía suponer una ínfima mejora, una ínfima victoria de la tonalidad sobre al magma amorfo del atonalismo. No se trataba de un ejemplo realista, ya que en la historia real de las melodías tonales no evolucionaron de las dodecafónicas sino al revés..
    Veamos ahora lo que puede enseñarnos un ejemplo musical mucho más realista: el jazz, un asombroso invento evolutivo de la cultura humana. El jazz no surgió por una evolución Darviniana, gradual y parsimoniosa, a partir del folclore Norteamericano. Surgió de la suma constructiva de tres modos (o módulos) musicales que hasta principios del Siglo XX habían permanecido totalmente separados e impermeables: el blues, las canciones de trabajo de los negros americanos y las marchas militares occidentales.
    El resultado de una suma semejante nunca puede ser perfecto y el jazz fue en sus orígenes muy imperfecto, para desesperación de uno de sus primeros formalizadores, el gran Louis Armstrong. Su evolución darviniana a lo largo de todo el SXX lo ha convertido en una forma musical cercana a la perfección. Y a la muerte. Afortunadamente, nuevos sucesos modulares lo han venido a rejuvenecer una y otra vez, en forma de toda clase de fusiones, hibridaciones y mestizajes, desde la incorporación de armonías de la música culta europea que encabezó Charlie Parker en los años cuarenta (el be bop)pasando por sucesivos hermanamientos con el rock (fusión), la samba (bossa nova), el folklore africano (afrojazz) y el flamenco (flamenco-jazz) en la segunda mitad del SXX, hasta la pareja de hecho que formó en los 90 con el acid y otros estilos repetitivos (Rap). Cada hibridación con otro estilo le ha devuelto al jazz su condición original de imperfecto, pero también ha renovado su creatividad, su fertilidad, su evolucionabilidad. No olviden este último y esencial concepto: la naturaleza creativa del jazz no viene de un no viene de un progresivo, lento y difícilmente explicable incremento de evolucionabilidad a partir de un estilo musical inicialmente estéril y rígido como la marcha militar. Viene de la combinación súbita de tres o más tradiciones musicales rígidas y estériles pero que dejan de serlo precisamente como consecuencia de su fusión, como resultado inevitable de la suma, por fuerza incoherente, de sus recursos, de sus lenguajes, de sus armonías y de sus timbres. “
    Un saludo.

  5. ¿en que libro darin propuso la teoria de la sleccion natural?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s