Darwinismo Económico (III)

Nadie hasta la llegada de Darwin, había explicado de forma convincente cuáles eran los mecanismos internos de la evolución. En su obra: “El origen de las especies mediante la selección natural o la conservación de las razas favorecidas en la lucha por la vida“, Darwin combina con maestría dos conceptos, que por separado, no les eran completamente nuevos a los científicos de su tiempo: competencia y evolución.

Los tres principios básicos en los que se basa la teoría de la selección natural son sencillos pero sutiles, ( The Power Laws – Capítulo1 “On Evolution by Natural Selection”) :

1.- Todas las especies sobreproducen de forma sistemática el número de sus descendientes para compensar las bajas producidas por las escasas probabilidades de éxito en la lucha diaria por la supervivencia.

2.- Todas las criaturas varían. Todos somos únicos.

3.- La suma de estas variaciones es heredada de los progenitores, (o de aquellos que han tenido éxito en el proceso de supervivencia).

En su obra, Darwin hace referencia a Malthus: “Esta es la doctrina de Malthus, aplicada a los reinos vegetales y animales. Cuantos más individuos de cada especie nazcan que puedan tener la posibilidad de sobrevivir; y como consecuentemente, existe una constante lucha por la supervivencia, que implica que cualquier ser, si varía ligeramente y de cualquier forma provechosa para sí mismo … tendrá una mejor oportunidad de sobrevivir y por consiguiente de ser seleccionado por la naturaleza. Por el fuerte principio de la herencia, cualquier variación que haya sido seleccionada, tenderá a propagar su nueva y modificada forma.”

Darwin resume su teoría en una frase: “A esta preservación de las variaciones favorables y el rechazo de variaciones dañinas, le llamo Selección Natural“.

burgess-in-bio2.jpegTony L. Burgess es un ecologista que pertenece a un grupo de científicos que durante 80 años y varias generaciones, han fotografiado y estudiado una zona del desierto del suroeste de Estados Unidos cerca de Tucson, Arizona. Se trata de la observación ecológica ininterrumpida más larga de la historia de una misma zona geográfica.

bio2diagram3.jpg

Burgess es además uno de los biólogos responsables del mantenimiento del proyecto Bioesfera 2.

Kevin Kelly hace referencia a los estudios de este científico en su libro “Out of Control: The New Biology of Machines, Social Systems and the Economic World “, uno de los libros recomendado por Chris Anderson.

Burgess afirma que “la variación en los ciclos de lluvia es clave para el desierto. […] Si las precipitaciones de lluvia son variables, la combinación de especies distintas se incrementa en dos o tres órdenes de magnitud.  Mientras que si se tienen condiciones regulares de ciclos de lluvia que sean constantes respecto a los ciclos anuales de variación de temperatura, el hermoso ecosistema del desierto se colapsará casi siempre en una forma más simple.”

Hasta mediados de 1970 todos trabajábamos bajo la premisa heredada que afirmaba que las comunidades avanzaban hacia direcciones finales de equilibrio no cambiante, el climax . Pero ahora observamos que son las turbulencias y las variaciones las que verdaderamente aportan riqueza a la naturaleza.

Burgess afirma: “El equilibrio no sólo está muerto, es la muerte.” “Para enriquecer a un sistema necesitas variación en el espacio y el tiempo. Pero al mismo tiempo, un cambio excesivo también te matará.  Pasamos de una ecoclina a un ecotono.”

En la naturaleza, no hay problema si tienes una producción muy errática, (de vegetación, semillas o carne), de año en año. De hecho la naturaleza incrementa su riqueza a partir de esta variación. Pero cuando el ser humano trata de mantenerse con la producción de un ecosistema como el del desierto que es tan dependiente de la variación, sólo lo puede conseguir simplificando el sistema y desarrollando lo que llamamos agricultura — que nos proporciona una producción constante en un entorno variable.” Burgess confía que el flujo del desierto pueda enseñarnos cómo vivir con un entorno variable sin terminar simplificándolo. No es completamente una locura. Parte de lo que la economía de la información nos proporciona es una infraestructura adaptable que puede amoldarse y trabajar con una producción irregular; esta es la base del “just-in-time” y los sistemas de producción flexibles. Es teóricamente posible que pudiésemos utilizar las redes de  información para coordinar la inversión y la producción altamente irregular de un ecosistema fluido y rico, que nos proporcione comida y recursos orgánicos. Burgess admite: “De momento no tenemos modelos económicos industriales que estén dirigidos por la variación, con excepción de la industria de las apuestas.”

Richar Koch en su libro The Power Laws, explica que Darwin sugirió que cuanto mayor fuese el número de especies en una zona geográfica, los recursos de estas zonas serían utilizados de forma más eficiente.

Investigaciones llevadas a cabo en 147 zonas de las praderas de Minessota en 1984, demostraron que cuanto mayor fuese el número de especies en una zona mayor era su producción de biomasa y mayores niveles de nitrógeno se producían en el terreno. Con menos especies, el nitrógeno del suelo era consumido y el terreno acababa por agotarse.

Lo mismo podríamos afirmar a nivel individual de una especie: “Si una especie es diversa, puede sobrevivir y prosperar. Si una especie es homogénea, es vulnerable“. Nueve de cada diez ordenadores utilizan sistemas operativos Windows con las mismas configuraciones y componentes internos. Esto hace que prácticamente todos los ordenadores con sistemas operativos de Microsoft sean susceptibles de ser infectados por una lista cada vez mayor de virus informáticos.

Encontramos dos tipos de variaciones: mutaciones  de tipo aleatorio que se producen en los individuos de una especie y que mediante la herencia y la selección natural pueden llegar a formar nuevas formas genéticas de una misma especie, y variaciones en toda la especie que son forzadas por la selección natural mediante variaciones importantes del entorno.

¿La evolución implica progreso? Darwin  afirmaba que la competencia y la selección natural implicaba una mejora en la adaptación por la supervivencia, pero no fue tan claro en la respuesta sobre si la evolución tenía un propósito final… un tema que los científicos y filósofos actuales siguen discutiendo, y que seguramente tenga más que ver con consideraciones íntimamente arraigadas en el interior de cada uno de nosotros. Lo cierto es que con propósito o sin él, la vida implica ser vivida y la necesidad ímplícita de evolucionar, que cada generación y cada individuo debe aprender a ser cada vez “mejor” que sus mayores, o cuando menos a intentarlo.    

3 Respuestas a “Darwinismo Económico (III)

  1. “Si una especie es diversa, puede sobrevivir y prosperar. Si una especie es homogénea, es vulnerable“

    Esta afirmación aplica tb. a los mercados y empresas?

  2. Personalmente opino que sí. La evolución y el cambio con las condiciones de mercado se realiza generando nuevos productos y servicios y haciéndolos convivir en el tiempo en función de sus ciclos de vida y de la evolución de la demanda de cada uno de sus consumidores.

    General Electric -GE puede entenderse como una multinacional que gestiona una cartera empresarial en diferentes sectores industriales, comprando y vendiendo en función del ciclo de vida y evolución de cada uno de estos sectores.

  3. jose luis fernandez

    Gracias por la entrada Patxi. No conocía a Burgess y su definición del equilibrio y la parte de su visión sobre los sistemas de producción flexibles ya hacen que merezca la pena seguirle la pista…
    Estoy enganchado con las similitudes de la evolución y del entorno económico/empresarial, he comprado un par de libros del tema que me están dando algunas ideas. He empezado por “Deconstruyendo a Darwin” (Javier Sampedro) que toca la evolución desde el lado algo más heterodoxo que propone Lynn Margulis pero que nos podemos traer para este tema porque creo que tambien aporta.
    Iñaki, creo que la diversidad es un atributo importante para la adaptación pero puede haber otros como la velocidad de adaptación, o la capacidad de observación o predicción de la evolución del entorno, etc..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s