¿Homo Homini Lupus?

 Thomas Hobbes (5 April 1588 – 4 December 1679) filósofo inglés del siglo XVII, acuñó el término “Homo homini lupus” – “El hombre es un lobo para el hombre” tal y como hoy lo conocemos.

Su padre, vicario de Charlton y Westport, tuvo que huir de Inglaterra, abandonándole a él y a sus dos hermanos al cuidado de su hermano mayor Francis. Su obra principal Leviatham, fue escrita durante la primera guerra civil inglesa de1642. No es de extrañar que Hobbs describa un panorama tan sombrío, en el que la naturaleza egoísta y embrutecida del hombre se somete mediante un contrato social para obtener unas condiciones de vida superiores que garanticen su supervivencia y la paz social.

El término inglés “Hobbesian” sigue siendo utilizado hoy en día para describir una situación de competencia sin restricciones, incivilizada y egoísta.

 Pero la frase original es mucho más antigua, y pertenece a la comedia Asinaria – (“La comedia de los Asnos”) escrita por Plauto, (Tito Marcio Plauto,  Umbría, 254 a. C. – Roma, 184 a.C.), y está redactada del siguiente modo: “Lupus est homo homini, non homo, quom qualis sit non novit” – “Lobo es el hombre para el hombre, y no hombre, cuando desconoce quién es el otro“.

¿Realmente el hombre es egoísta por naturaleza? ¿Basamos nuestro comportamiento en la capacidad racional de buscar el máximo beneficio económico de nuestros actos? ¿Somos el Homo Economicus que muchos economistas han descrito a los largo de los tiempos?

Algunas de la respuestas nos las proporcionan las investigaciones basadas en la teoría de juegos.

Imaginad que os ofrecen 100 US$ junto con otra persona que no conocéis de nada. Lo único que tenéis que hacer es decidir cómo os lo vais a repartir. Para ello estaréis en habitaciones separadas e incomunicados el uno del otro. Una moneda decidirá quién realizará una única propuesta de repartición del dinero. La otra persona podrá únicamente aceptar o rechazar la propuesta. Si la acepta, os repartís el dinero de acuerdo a lo convenido. Si la rechaza, ambos perdéis el dinero. ¿Qué haríais? ¿Realizaríais  ofertas en las que os quedaseis con 90 de de los 100 US$? ¿Aceptaríais únicamente 10 de los 100 US$, o preferiríais marcharos sin nada?

Este juego pertenece al escenario de juego denominado Ultimatum Game, diseñado en 1982 por Werner Güth, Rolf Schmittberger y Bernd Schwarze y utilizado desde entonces como base de experimentación dentro de un nuevo campo de las ciencias económicas denominado Experimental Economics.

Los resultados de este experimento han sido descritos en detalle en un artículo de enero del 2002 de Scientific American: “The Economics of Fair Play” -(La Economía de lo Justo).  

Dos terceras partes de los oferentes realizaron propuestas para dejar a la ortra parte entre el 40% al 50% de la cantidad que se repartían. Sólo cuatro de cada 100 personas ofrecían a la otra parte cantidades menores que el 20%, siendo rechazadas más de la mitad de estas ofertas. 

La pregunta es ¿por qué alguien rechazaría una cantidad, por pequeña que sea, si la alternativa es no ganar nada?

Este juego se ha experimentado con múltiples variantes y no se han apreciado diferencias en función del género, la edad, el nivel de estudios, el origen geográfico o la cantidad en juego. En algunos países como Indonesia, la cantidad en juego era varias veces superior al salario medio mensual, y sin embargo era rechazada cuando se consideraba que la proporción a compartir era pequeña. 

En los últimos años, un estudio sociológico basado en este juego fue experimentado en 15 culturas étnicas locales de cuatro continentes distintos obteniéndose las primeras diferencias claras: En la tribu amazónica de los Machiguenga la oferta media fue únicamente del 26% de la cantidad frente al 45% de las culturas occidentales.

Por el contrario los miembros de la tribu Au de Papúa Nueva Guinea ofrecían a la otra parte cantidades superiores al 50%, y sus miembros tendían a rechazar las ofertas más míseras, así como las excesivamente generosas.

Los resultados de variaciones de este juego aportan resultados interesantes.  Así, si el oferente es elegido de acuerdo a un concurso previo de preguntas, las propuestas suelen ser más bajas y  son aceptadas con mayor facilidad.

Si la cantidad es elegida aleatoriamente por un ordenador, las personas están dispuestas a aceptar propuestas con cantidades mucho menores de dinero.  Y si la propuesta se realiza a varias personas que compiten en ver quién la acepta primero, el oferente puede conseguir que se acepten propuestas con cantidades pequeñas.

De los resultados, parece evidente que en la toma de decisiones en una interacción entre dos personas, intervienen otros aspectos más allá que los del interés propio. Los autores del artículo argumentan que este comportamiento puede deberse a un modelo de comportamiento emocional, marcado por la convivencia en grupos pequeños durante millones de años. Mantener la estima de uno mismo sería vital en el desarrollo de la reputación, algo que podría ser beneficioso en futuros encuentros, o incluso determinar la supervivencia.

2 Respuestas a “¿Homo Homini Lupus?

  1. jose luis fernandez

    La pregunta es ¿por qué alguien rechazaría una cantidad, por pequeña que sea, si la alternativa es no ganar nada?

    Por no perder. Es un poco tonto pero es así. Sobre todo si otros lo ven. me figuro que si el juego fuera totalmente anónimo y nadie conociese a nadie se incrementaría el nro de aceptantes de 10€, como comentas si se usa el ordenador o la subasta, el planteamiento es mejorar la situación inicial.
    El último párrafo es interesante, quizás el que pierde tiene menos oportunidades de reproducirse… o se queda siempre con la parte del ratón porque se fija la jerarquía..

  2. Pingback: Darwinismo Económico (II) « aizea

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s