¿Cuál es la tasa de dependencia en España?

En la entrada anterior, “La tasa de dependencia“,   hablábamos del efecto global que tenía  este indicador sobre las economías nacionales. Argumentamos que en la competencia entre China e India, India tenía a su favor la evolución de su población en el futuro. ¿Pero qué ocurre en España?.

El profesor Rafael Pampillón, reflexionaba desde el blog de IE@Economy sobre dos visiones económicas opuestas acerca de las previsiones de incremento de la población mundial: maltusianos y natalistas. Los maltusianos (1) y (2).

En relación al desarrollo económico que ha experimentado España en los últimos años, los profesores del Instituto de Empresa Javier Carrillo y Rafael Pampillón señalaban lo siguiente en sendas entradas, “Convergencia real” y “¿Es importante la productividad?”:

el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) por habitante de un país es el resultado de los crecimientos de su productividad, tasa ocupación y tasa de actividad.
 pib.jpg

Javier Carrillo decía que nuestra convergencia real (crecimiento real del PIB per cápita) está basada en la actualidad casi exclusivamente en el crecimiento del empleo (población ocupada). […].

Se debe mejorar el PIB per cápita mejorando la productividad. ¿Cómo? Los libros dicen que aumentando el stock de capital físico, capital humano y los conocimientos tecnológicos. En un mercado crecientemente globalizado el aumento de productividad y, por tanto, de la competitividad sólo es sostenible mediante la innovación o la reducción de costes. Como dice Javier Carrillo en su último post “resulta evidente que la ventaja competitiva española frente al Este de Europa, y aún menos frente a los países asiáticos, ya no se puede confiar a los costes laborales”.

¿Podemos ver cómo ha evolucionado la “Tasa de Dependencia” en España?. A partir de las series de Estimaciones Intercensales de Población del Instituto Nacional de Estadística (INE) obtenemos el siguiente gráfico:

evolucion-tasa-dependencia.jpg
 

España ha pasado de tasas de Dependencia de 1-a-1,5 a finales de los 70 (10 personas sin edad de trabar por cada 15 personas en edad laboral), a tasas de 1-a-2,21 en el año 2002. Al igual que en el caso irlandés, la media de hijos por mujer ha descendido de 2,80 en 1975 a 1,26 en 2002.

Asumamos entonces que la evolución demográfica de la población española ha podido ser un factor que ha facilitado el desarrollo económico de España.

¿Nos seguirá siendo la tasa de dependencia favorable en el futuro? Los dos escenarios que contempla el INE para las Proyecciones de población calculadas a partir del Censo de 2001 nos muestran el siguiente gráfico:

proyeccion-tasa-dependencia-en-espana.jpg

Los resultados son similares a los de China. Estamos alcanzando nuestro momento óptimo y a partir del 2.010 podemos esperar que la tasa de dependencia disminuya hasta alcanzar en el 2.050 valores de 1-a-1,21 (serie A) o 1-a-1,12 (serie B, acordado con Eurostat).

Esto se debe principalmente a un previsible envejecimiento de la población española. De acuerdo con ambas proyecciones el 30% de la población será mayor de 65 años en el 2.050.

Tal vez la entrada de inmigrantes sea uno de los factores que pueda atenuar los efectos negativos que va a tener el envejecimiento de la población en Europa.

3 Respuestas a “¿Cuál es la tasa de dependencia en España?

  1. Seria interesante analizar este fenómeno por capas sociales y el peso de la emigración actual en España a la Tasa de Dependencia proyectada.

    Esta ayudaría a aceptar y planificar los movimientos migratorios, y las políticas de emigración a nivel macroeconómico.

    A nivel macroeconómico, en las grandes corporaciones puede determinar el balance estas se pueden permitir equilibrando las actividades entre sus centros, con realidades muy distintas en los “liability costs”.

    Saludos desde PlutonomyLandia

  2. Si revisas los datos de la última entrada “Inmigración y tasa de dependencia en España” (23/04/2007) no parece que los movimientos migratorios vayan a ser capaces de detener el envejecimiento de la población europea.

    El otro efecto interesante es que se sustituye “empleo productivo” por efecto de la jubilación de los trabajadores, por nuevos puestos de mano de obra “low cost” para trabajos que presentan una menor productividad.

  3. Pingback: Dos miradas indiscretas a eso que llamamos Globalización « aizea

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s