Bienvenido Sr. Viernes

180px-robinson_crusoe_and_man_friday_offterdinger.jpegRobinson decide ponerle el nombre de Viernes al indígena que acaba de salvar de los caníbales: “I began speaking to the man I had saved. I wanted to begin teaching him English right away. I felt that my prayer had finally been answered. At last I would have someone to speak to.

I decided to call the man Friday because that was the day I saved his life. I pointed to him and said, “Friday, Fri-day!” He seemed to catch on right away. Soon he pointed to himself and repeated after me “Fri-day!” Then I pointed to myself and taught him to say “Master.” “.

En relación a la entrada de ayer, “Adiós Sr. Crusoe“, tal vez la comprensión del proceso sea una cuestión de foco.  En la medida en que lo ampliemos y veamos lo que está sucediendo de una forma global podremos entender mejor qué es lo que puede ocurrirles a las clases medias de las economías occidentales en relación a las nuevas clases que se están  creando en las grandes economías asiáticas: China e India, (en otro tiempo colonias bajo el control de los países europeos).

Felix Cuesta Fernández, (miembro de Thinking Heads y experto en Transformación Empresarial, CRM y Fidelización del Cliente), lo explicaba perfectamente en el primer capítulo introductorio de su libro “La Empresa Virtual” (1ª edición 1998):

La realidad que nos encontramos es que la creación de empleo se ha desplazado, pasando de los países más desarrollados a los menos favorecidos, […] los países especialmente favorecidos en este proceso han sido los del continente asiático, países que según diferentes estudios compondrán, en torno al 2020, la base de las economías más importantes del mundo.
[…] Mientras el proceso se consolida y el desplazamiento de la creación neta de puestos de trabajo se desplaza favorablemente hacia los países que todavía no pertenecen al mundo del consumo, es de esperar que nos encontremos en la situación de incertidumbre actual en la que los países que tiraban del consumo están bajando su voracidad de compra, mientras que los que están en fase emergente, todavía no han alcanzado el nivel de madurez necesario para suplir a los anteriores, y de aquí el auténtico problema de desequilibrio entre la oferta y la demanda que está presidiendo la situación del momento actual”.

En un mundo globalizado, en el que los intercambios de de capitales, productos y servicios han superado hace tiempo los límites nacionales, podríamos asumir que el movimiento de empresas, personas, y por tanto de las estructuras sociales que conforman las clases también se globaliza.

El “low cost” sería entonces una de las posibles respuestas para seguir manteniendo la demanda de los consumidores occidentales al mismo tiempo que se integran los nuevos consumidores asiáticos de las grandes economías emergentes.

En este proceso, tenemos en Europa un antecedente que puede darnos algunas pistas de cómo podría ser el futuro: el complejo y difícil proceso de Reunificación de Alemania

“Como consecuencia de la reunificación, la mayor parte de la anterior RDA ha sido desindustrializada, provocando una tasa de desempleo de alrededor del 20%. Desde entonces, cientos de miles de anteriores alemanes orientales han continuado migrando a la Alemania Occidental para encontrar trabajo, dando lugar a pérdida de porciones significativas de población, en especial entre las profesiones de alta preparación. ”

Preparémonos a posibles naufragios, aprendamos a evolucionar y seamos competitivos.

ANEXO:
La desaparición de la clase media en EEUU (Paul Krugman)
Adiós a la clase media en Latinoamérica (Mariana Martínez – Columnista, BBC Mundo )
La guerra continúa (Enrique Gil Calvo.El País)
El mercado de trabajo español: ¿convergencia con Europa? (Javier Carrillo en IE@Economy)
El potencial económico de los mayores (5días 17/04/2007)

2 Respuestas a “Bienvenido Sr. Viernes

  1. Además hay algunas reflexiones a realizar. En primer lugar, la utilización de tecnologías en la fabricación de productos hace que la utlización de mano de obra sea mínima, en relación con la cantidad de producción obtenida. Con esta premisa, la cantidad de mano de obra necesaria es cada vez inferior.

    En segundo lugar, si se hace un pequeño análisis a nivel de cadena de valor parece que los países emergentes (leáse China) es la gran fábrica del mundo, …, pero ¿qué parte de la cadena de valor tienen?

    No realizan los diseños, ni la distribución, ni el contacto con el cliente. Sus productos son “copias”, elementos de “bajo coste”. Si entar en pormenores filosóficos, su posición en la cadena de valor es muy débil, dependiendo exclusivamente de la llamada del “occidente” para la recepción del pedido.

    La globalización que rige la economía actual nos afecta a todos, aunque en diversas medidas. Haciendo un simple DAFO ¿Es una Amenaza o una Oportunidad?

  2. Javier, las reflexiones que planteas son interesantes.

    La industrialización del siglo XIX y XX supuso un fenómeno similar en el sector de la agricultura, que hizo que la necesidad de mano de obra para las tareas agrícolas se redujese y que las personas se desplazasen de los campos a los nuevos centros industriales: Bilbao, Barcelona y Madrid. Ahora estamos en proceso de desplazamiento de mano de obra de los sectores industriales a los sectores de servicios. Pero la duda es ¿que hay después?

    En relación a China e India, hay que tener cuidado, ya que tendemos a asociarla con producción de bajo coste. Pero si pensamos en las necesidades crecientes de grandes volúmenes de mano de obra cualificada, China e India pueden ser el referente.

    Hay que recordar además que entre los principales proveedores tecnológicos de Telefónica y Vodafone se encuentra Huawei, una empresa con una capacidad de innovación tecnológica impresionante a menor coste. Tampoco hay que despreciar el volumen y cuota de mercado que van ganando las grandes consultoras Indias.

    Interesante al respecto la reflexión del vicepresidente de Oracle para Europa en 5Días (2005): ‘Me preocupa que Europa infravalore a India y China’

    Tienes razón, la globalización no es ni buena, ni mala, es un proceso imparable para el que no tiene sentido nadar contra corriente, por lo que será necesario evolucionar y competir aprovechando nuestras fortalezas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s