Los depredadores de la atención (II)

prensa.jpgSi en algún entorno es más perceptible la presencia de  la economía de la abundacia es en el de la oferta de servicios de información y de ocio.

Los nuevos modelos de negocio: Google, Yahoo LaunchCast, Terra, YouTube … compiten con los antiguos por la audiencia como fuente principal de ingresos publicitarios. Los nuevos entornos y ecosistemas digitales son también enormes consumidores de atención en forma de demanda agregada: AmazonINGDirect, Second Life

Nuestra cultura parece estar expandiéndose, al mismo tiempo que se acortan las distancias entre los países y las personas, y tal magnitud de opciones nos hace sentir la angustia de que no llegamos y nos falta tiempo.

El periodista Carl Honoré, autor del libro “Elogio de la Lentitud“, ha participado en la última edición 2007 de TED   y en su conferencia explicaba cómo su experiencia personal se inció al encontrar un artículo en prensa que explicaba cómo contarle los engorrosos cuentos de noche a su hijo en un minuto. Ahora es un converso del movimiento “Slow Down”, (aunque personalmente creo que no le debe sobrar mucho tiempo).

Julián de Cabo es un firme defensor de la importancia de orientarse al cliente, y nos lo recurda continuamente a los asiduos al Foro de Convergencia del IE.

Tal vez, podríamos ampliar el mensaje y afirmar que existe una necesidad creciente de que las empresas traten a sus clientes, ya no únicamente como fuentes de ingresos, ni como estadísticas dentro de estrategias de marketing operativo, ni siquiera ya como clientes, sino como personas: los servicios a la medida del hombre.

La mayor parte de las empresas de las que soy cliente me envían por email, SMS y mailing constantes notificaciones de ofertas, promociones y nuevos servicios, pero creo que ninguna de ellas me ha notificado con la misma diligencia una subida de sus precios, tarifas y/o comisiones.

José Luís Fernández escribía el otro día una entrada interesante “Comunicación Lean“, que me hacía reflexionar: en el último mes he recibido 6 mails comerciales de Amazon, 3 de Alibris, 18 news de BusinessWeek, 140 Google Alerts, 10 emails con programas del IE, 8 SMSs comerciales de mi entidad bancaria, 4 SMSs con promociones de mi operador móvil, 6 ofertas de operadores turísticos, 2 de una página de tarjetas telefónicas, 6 de N-Economía, 2 de una conocida aplicación de networking… y ya no cuento el nº de cartas semanales, las llamadas a casa, las vallas publicitarias, ni los impactos en prensa, radio, televisión y en páginas web. (Y debo reconocer que yo no soy el prototipo de perfil digital al estilo de Enrique Dans)

¿Existen nuevos modelos de publicidad que no se basen únicamente en la eficiencia para el anunciante? Dinero Inteligente (nº965, Abril 2007) publica una entrevista con Cesar García, socio y fundador de Bob (Grupo Zapping), la primera agencia española especializada en Nueva Publicidad:

Internet has sido la palanca de cambio, provocando un nuevo escenario y, más importante aún, otorgándole el poder al consumidor. Ahora cuenta con posibilidades muy valiosas, como son: el poder de comunicarse, de la conexión, de la creación … A través de Internet ha aprendido muy bien a rechazar lo que no le interesa y a aceptar exclusivamente lo que de verdad quiere.

Ideas de marca, englobadas en un entorno y un universo determinado que serán elgidas libremente.

[…]La comunicación comercial no debe quedarse en la mera exposición a través de canales en los que el mensaje se acabe, sino utilizarlos para abrir nuevos caminos que permitan disfrutar de una experiencia total de la marca“.

…Tiempo al tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s